Cargando sitio

Ley Aluna. Nuevas reglas para determinar el orden de los apellidos en Colombia

La Ley 2129 de 2021 que derogó la Ley 54 de 1989 y modificó el Decreto 1260 de 1970, establece nuevos parámetros para fijar el orden en el que…

La Ley 2129 de 2021 que derogó la Ley 54 de 1989 y modificó el Decreto 1260 de 1970, establece nuevos parámetros para fijar el orden en el que deben inscribirse en el Registro Civil de Nacimiento los apellidos de los hijos. Según la nueva ley: 

  1. Los padres podrán decidir de común acuerdo el orden de los apellidos de sus hijos, ya no es obligatorio que el primero sea el del padre como venía ocurriendo.  
  1. Si no es posible llegar a un consenso, el funcionario encargado del registro resolverá el desacuerdo mediante sorteo, de conformidad con el procedimiento que se establezca.  
  1. En caso de no existir acuerdo para aquellos hijos cuya paternidad o maternidad haya sido declarada judicialmente, se inscribirá el apellido del padre que primero lo hubiese reconocido, seguido de aquel que haya sido vencido en el proceso.  
  1. A falta de reconocimiento como hijo de uno de los padres, se asignarán los apellidos del padre que haga la anotación en el Registro Civil de Nacimiento.  
  1. Aquellos que estén inscritos con un solo apellido podrán adicionar el segundo mediante el procedimiento que establece el Decreto 999 de 1988.  

Con la expedición de esta Ley, Colombia se suma a las naciones que permiten que el primer apellido de los hijos sea el de la madre, lo cual contribuye a la disminución de las brechas de género en el país.  

2.- Se aprueba la reforma tributaria a través de la Ley de Inversión Social  

El Presidente Duque sancionó la Ley de Inversión Social con la que se busca recaudar 15,2 billones de pesos para financiar los proyectos sociales del gobierno, garantizar la estabilidad de las finanzas y contribuir con la reactivación económica del país, según dice su texto.  

Con la expedición de esta reforma tributaria el gobierno pretende poner en marcha su agenda social y mitigar los impactos de la pandemia, otorgando beneficios como el subsidio laboral para la contratación de jóvenes, matrícula cero y acceso a la educación superior para los estudiantes con menores recursos, generación de ofertas de crédito por parte de Bancóldex y exención del IVA por tres días al año, entre otros.  

Se destaca el aumento en la tarifa del impuesto sobre la renta para personas jurídicas que pasa del 30% al 35%, se limita el descuento del ICA en el impuesto sobre la renta y se vuelve a incluir el impuesto de normalización tributaria con una tarifa del 17%. 

Si bien las empresas son las que más contribuirán al recaudo, se amplió el rango de cobertura del Régimen Simple de Tributación, para incluir a las empresas medianas. No modificó el IVA, ni los impuestos a las personas naturales.